Acércate a Monóvar a descubrir una edificación prácticamente única en su especie y aprovecha para recorrer las calles de esta preciosa localidad.

La Torre del Reloj en Monóvar, Alicante, es una edificación que data de 1734, y que forma parte del interesante patrimonio de una localidad a la que te recomendamos planear una escapada.

Esta Torre del Reloj está ubicada en alto, de manera que se convierte en un punto fácil de identificar en el paisaje urbano de Monóvar. Lo que la hace tan especial es que en la región es realmente difícil encontrar torres que no estén adosadas a un templo o torres exentas, y aún más si, como es el caso, tiene un uso civil y no religioso y ni siquiera está adosada al ayuntamiento.

La Torre del Reloj de Monóvar fue ideada para albergar el reloj y las campanas, y consta de cuatro tramos o cuerpos que van superponiéndose sobre una planta cuadrada. También incluye un reloj de sol además del mecánico, y está rematado en el último cuerpo por una cúpula de tejas vidriadas de un brillante color azul.

La construcción de esta torre se debe a un periodo de prosperidad vivido por la localidad en el siglo XVIII, en el que el gobierno de la ciudad seguramente quiso erigir un símbolo de los buenos tiempos que corrían. Si quieres elaborar una lista de cosas que ver en Monóvar, además de la Torre del Reloj debes visitar su castillo, la Iglesia de San Juan Bautista o su didáctico Museo de Artes y Oficios, un lugar donde aprender cómo se trabajaba en otros tiempos, con qué utensilios y herramientas, etc.

Por último, no te puedes ir de Monóvar sin probar su excelente vino fondillón, un producto gourmet muy representativo de esta región y de calidad indiscutible.