La Ermita de Santa Lucía y San Benito

Main image

Galería Multimedia

En el Monte de San Benito se encuentra una pequeña ermita que ofrece, desde su mirador, una de las mejores vistas de toda la provincia de Castellón.

La Ermita de Santa Lucía y San Benito se encuentra en la Sierra de Irta a 312 metros de altura y fue construida a finales del siglo XVII. Su arquitectura sigue los patrones del estilo barroco valenciano. Además, la ermita tiene adosado un edificio que antiguamente era un hostal con habitaciones para los peregrinos, establos para las caballerías y dos pozos en la plaza.

Subir a la Ermita de Santa Lucía y San Benito tiene una grata recompensa, disfrutar de unas increíbles vistas desde su mirador. Un lugar desde donde contemplar las islas Columbretes y desde donde sentirás el Baix Maestrat y la Plana Alta bajo tus pies.

Hoy en día se siguen venerando sus santos con una romería, misa y procesión los días 11 de junio en honor a San Benito y el 13 de diciembre en honor a Santa Lucía.

Además, la Ermita cuenta con un Centro de Interpretación Etnológico donde se puede contemplar el yacimiento arqueológico de Santa Lucía y donde se exponen reproducciones de los hallazgos recuperados durante las excavaciones. Podemos encontrar piezas de cerámica, orfebrería y de las construcciones de las diferentes épocas.