Inicia tu visita a Jérica en este interesante templo, y disfruta de una escapada llena de arte y patrimonio.

La Iglesia de la Sangre de Cristo en Jérica probablemente tenga su origen en la antigua Iglesia de San Jorge, de la que se conoce algún dato del siglo XIV, y que a su vez debió erigirse sobre una antigua mezquita árabe. Hablamos de un templo que fue construido en estilo barroco, con planta rectangular y una única nave y cuyo aspecto actual se debe a una reforma posterior, realizada en el XVII y XVIII en estilo neoclásico.

De la existencia este templo se tiene una primera noticia gracias al documento "Informe de la Diócesis de Segorbe en 1656", y junto con otros enclaves de gran valor patrimonial y cargados de historia enriquece la visita a esta magnífica ciudad.

Si te estás preguntando qué ver en Jérica, además de visitar esta preciosa Iglesia de la Sangre de Cristo te invitamos a descubrir su sorprendente campanario gótico y manierista mudéjar, conocido como Torre de la Alcudia, o a hacerte una gran foto en su Arco del Hospital, de estilo gótico militar y que formaba parte de un antiguo hospital para personas sin recursos. Todo su casco urbano está lleno de puntos de interés que no debes perderte. Otra opción muy interesante que hacer si estás en Jérica es subir al recinto de su castillo, o acercarte al entorno natural de la Vuelta de la Hoz. Y para terminar, no debes marcharte sin probar el delicioso pastel jericano, una delicia que combina crujiente hojaldre, crema de limón, cremoso merengue y que se remata con una fina capa de chocolate. ¡Descubre todo lo que Jérica tiene para ofrecerte!

Más información
Horario

Horario de culto