El fuego, protagonista de nuestras fiestas populares