Las noches de verano son “a la fresca”