Galería Multimedia

La Cueva del Pirata Dragut en Cullera es a la vez un museo que nos cuenta la historia de la piratería en la zona durante el siglo XVI.
Más información
Horario

Cita previa al 605 992 712

Precio

5€ adultos – 3€ niños

Otra información

SERVICIOS:

Visita guiada con espectáculo audiovisual
Tren turístico (en Semana Santa y en verano)
Cita previa para grupos.

Época

Todo el año

La pedanía de El Faro de Cullera alberga un Museo Pirata situado en un enclave muy original: una cueva. La Cueva-Museo del Pirata Dragut nos habla de cómo era la piratería en el siglo XVI. Cullera fue una de las muchas localidades que sufrió ataques y saqueos de turcos y berberiscos; llegaron a este municipio de la mano del Pirata Dragut, lugarteniente de Barbarroja, que atacó por sorpresa a los cullerenses.

Dragut se llevó un buen botín, además de prisioneros. Cuenta la leyenda que en la cueva en la que hoy se sitúa el museo fue donde se intercambiaron los rehenes por el pago de un rescate. Más allá de rumores, lo cierto es que hoy podemos acercarnos a esta cueva-museo a descubrir muchas cosas del pasado de la ciudad.

En el museo nos encontramos con un diorama que nos ilustra sobre la vida en Cullera alrededor de 1550, explicando el contexto del Mediterráneo, la vida cotidiana de sus habitantes y los conflictos religiosos que había en la época.

Una sala entera se dedica a exponer los avances en sistemas de navegación, con varios instrumentos náuticos del siglo XVI que se crearon gracias a los avances en astronomía y demás innovaciones.

Esta cueva-museo es perfecta para niños y mayores. A los niños les despierta la curiosidad por un tiempo muy lejano lleno de aventuras increíbles; podrán ver con sus propios ojos un bergantín, la reproducción de una galera corsaria de asalto.

Es el único museo dedicado a la piratería en toda la península, así que bien merece una visita. Lleva a toda la familia y siente la fascinación por la época de los piratas.