Galería Multimedia

Fuente construida a finales del s. XVIII donde los condes de Olocau se refrescaban en verano en sus paseos vespertinos.

No puedes irte de Olocau sin conocer la Font del Frare, un lugar donde dejarse llevar y viajar al siglo XVIII... En medio del valle y entre montañas cortadas a pico y anchos algarrobos centenarios, vemos la fuente, dedicada a San Diego por el quinto conde de Olocau, Diego Manuel de Fenollet, que mando construir su camino y la fuente en 1796.

La fuente se abre con un círculo donde hay un retablo cerámico de San Diego y una lápida que recuerda al noble que mandó su construcción. En los laterales de este círculo había dos bancos de piedra, uno de los cuales desapareció en una riada y el otro aún está. El lugar muestra la gracia de las construcciones del s. XVIII, inspiradas en el pensamiento ilustrado del que formaban parte los nobles Fenollet. La familia condal y especialmente la condesa Simforosa Crespí de Valldaura, escogieron este rincón para pasear durante sus estancias veraniegas en Olocau.

Más información
Cómo llegar

Desde Valencia se coge la autovía de Ademuz (CV-35) hasta la salida de la CV-25 (Marines-Olocau-Gátova). Continuamos por la misma 9 km hasta llegar a Olocau. Estacionamos el coche y cogemos la avenida del Font del Frare y salimos del pueblo por el camino viejo de la Font del Frare que nos llevará hasta ella.