Galería Multimedia

En esta ocasión es la zona de Las Casas la que se convierte en el centro de las fiestas. Allí se procede a la proclamación del Rey y sus caballeros y la ofrenda a la Virgen. Como manda la tradición, se celebra un almuerzo popular en la que se degustan cocas de sardina, magras y vino. Tampoco faltan los actos taurinos con vaquillas y toro embolado.