Galería Multimedia

Las fiestas de verano ponen de manifiesto las tradiciones de la villa con la práctica de actividades como el tiro y arrastre. Los actos religiosos, como la procesión y la ofrenda de flores, se completan con la instalación de la feria de atracciones, los conciertos o los actos taurinos entre los que destacan las vaquillas o el tradicional ‘toro embolado'.