Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados

Main image
Descubre el patrimonio, la cultura, la historia y, sobre todo, la devoción de los valencianos por su "Geperudeta" en la Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados.

Recorrer las calles de València y contemplar todo el patrimonio que hay, mires donde mires, te lleva a un monumento con mucho valor para los valencianos, el templo de la “Geperudeta”, como así conocen los valencianos a la Virgen de los Desamparados. Este nombre lo recibe de forma cariñosa porque la talla de la imagen está ligeramente inclinada hacia delante.

Visitar València tiene una parada obligatoria en su templo, en la Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados. Un lugar de culto, lleno de historia, cultura y tradición que fue construido durante el siglo XVII.

Si hablamos sobre la arquitectura de la Basílica, podemos ver cómo la cúpula no está en el centro, sino que está desplazada hacia la Catedral. El Templo se erige sobre el antiguo foro romano y está unido a la Catedral por un arco renacentista. Todo su interior gira en torno a la imagen de la Virgen, una talla gótica de madera y cubierta con un manto y joyas. Y si miramos la cúpula, quedarás sorprendido por la calidad de los frescos que fueron pintados en 1701 por Antonio Palomino. Hoy en día se han restaurado para que puedas admirar la belleza en cada una de sus imágenes.

La Real Basílica de la Virgen de los Desamparados cuenta en su propio edificio con un museo dedicado a la Patrona de València. Esta exposición tiene una selección muy variada de obras de grandes maestros y objetos que abarcan diferentes disciplinas como la pintura, la escultura o la orfebrería, entre otros.

La Basílica fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional el 5 de junio de 1981.

Un lugar donde devotos y turistas pasan a venerar a la Virgen de los Desamparados y a contemplar este maravilloso monumento de la ciudad de València.

Más información

Horario

de lunes a domingo de 8:30 a 20:30h.