Qué hacer en Alicante en 2 días para vivir la ciudad al máximo

que hacer en alicante en 2 dias
¿Pensando en visitar Alicante? Tenemos un gran itinerario para que no te pierdas nada de esta maravillosa ciudad. ¿Vienes a descubrirla?

Alicante es esa ciudad bañada por el Mediterráneo que tiene una luz especial. Un destino que merece la pena descubrir, callejear y vivir. Es un cruce de culturas, un viaje en el tiempo a través de su historia, un lugar que te hará sentir como en casa. 

Qué hacer en Alicante en 2 días

Si visitas esta ciudad, es imprescindible que reserves una mañana para disfrutar de sus playas. Su arena fina y dorada y las aguas cristalinas te atraparán de tal manera que querrás volver una y otra vez. La playa de San Juan, las calas del Cabo de la Huerta, la playa de la Almadraba o La Albufereta y el Postiguet son algunas de las que no te puedes perder. 

Día 1 en Alicante

Después de un agradable chapuzón en el Mediterráneo es momento de conocer un poco más de cerca Alicante. Si te acercas al centro de la ciudad, te invitamos a descubrir su Ayuntamiento. Un sorprendente edificio que llama la atención por su carácter histórico y por las columnas salomónicas que se pueden observar en su fachada. 

Otro de los edificios emblemáticos es su Mercado Central. ¡Todo un templo de la gastronomía! Sus elementos modernistas en su arquitectura son los encargados de acercarnos los productos del mar y de la huerta alicantina. 

Seguimos el recorrido dando un agradable paseo por Alicante hasta llegar a la Explanada de España. Un lugar ideal para disfrutar de la brisa del mar y hacer una parada para comer un buen arroz mientras contemplas los barcos amarrados en el puerto. 

Después de este descanso, acompáñanos en nuestro itinerario hasta la Basílica de Santa María o la Concatedral de San Nicolás.  Solo tienes que adentrarte en ellos y conocer todos sus secretos.

Para pasar una tarde diferente, te proponemos adentrarte en el Barrio de Santa Cruz. ¡No olvides tu cámara de fotos! Recorre todas sus callejuelas de arriba abajo y disfruta de sus pequeñas casas coloridas y sus patios llenos de flores.

Para terminar este primer día por todo lo alto, no podemos olvidarnos del Castillo de Santa Bárbara. ¡Todo un símbolo de la ciudad! Desde las alturas podrás contemplar uno de los mejores atardeceres del destino. Además, descubrirás parte de la historia y del pasado de esta ciudad costera. ¡Recorre esta fortaleza y siente Alicante bajo tus pies! 

Día 2 en Alicante

Este segundo día en la ciudad de Alicante te llevamos a conocer uno de los lugares más llamativos de la Comunitat Valenciana. Se trata de la isla de Tabarca, la única habitada en este territorio. Se encuentra frente a la ciudad, a tan solo 11 millas náuticas y muy cerca del cabo de Santa Pola. Para llegar a esta isla, podemos salir desde el puerto de Alicante en un cómodo y agradable recorrido de una hora aproximadamente o, también, desde Santa Pola. 

Una vez llegues a la isla, es momento de perderse en sus calas y playas más paradisíacas. Sus aguas cristalinas invitan a descubrir el fondo marino, así que, si te gusta practicar snorkel, no olvides tus gafas, porque este es un lugar ideal. También puedes pasear por su núcleo urbano y conocer algunos puntos de interés, como las murallas que rodean su casco histórico y que han sido declaradas Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural. 

¿Y si te entra el hambre? Te recomendamos que no te vayas de Tabarca sin haber probado su caldero tabarquino. Un delicioso plato con sabor a mar y con productos de gran calidad. 

Prepárate para conocer todos los encantos de Alicante. Planifica bien tu ruta y no te pierdas nada. Esta ciudad siempre sorprende: ¡disfrútala y vive grandes experiencias! ¿Te lo vas a perder?