Villores

Villores

Main image
El patrimonio arquitectónico de Villores está integrado por diferentes edificios históricos y sus calles que le dan un valor característico a la población, ya que sin estos, su historia no tendría sentido. 
 
La fuente y los lavadores son el lugar más bucólico, que a la década de los 60, fue la única que proporcionaba agua potable a sus habitantes. En la parte más alta del municipio se encuentra el Castillo, que fue una torre de defensa medieval. Y en pleno centro urbano, está situado el Palacio del Marqués de Villores, actualmente ayuntamiento de Villores. Su fachada data del siglo XVI con un interesante soportal de arcos de medio punto.
 
Como edificios religiosos se encuentran la iglesia parroquial, de estilo neobarroco que fue levantada en el siglo XVIII sobre una antigua iglesia de dimensiones más reducidas, dedicada a los Santos Juan Bautista y Evangelista. También se halla la Ermita de Nuestra Señora del Buen Suceso, situada al lado del Castillo. Esta fue fundada en el año 1738.
 
Fuera del casco urbano podemos encontrar las eras y sus correspondientes pajares, donde antiguamente los campesinos llevaban los cereales recolectados para hacer la trilla. Además se pueden encontrar los peirones de Sant Gregori, Sant Joan, la Trinidad y Sant Pere, que son cruces de piedra que marcan el término o alguna celebración.
 
En cuanto al patrimonio cultural destaca la festividad de Sant Antoni, con su tradicional Santantonà. Esta fiesta se celebra el sábado más próximo a San Antonio (17 de enero). Consiste en la bendición de los animales y a continuación, una vuelta por el pueblo con la salida de San Antonio, las botargas y las filandronas, culminando con el encendido de una gran hoguera llamada barraca. Las fiestas patronales se celebran del 13 al 17 de agosto, donde Villores se llena de música, bailes y espectáculos culturales de todo tipo.
 
Las alpargatas son una parte muy importante del municipio, ya que la fabricación de éstas ha sido la principal fuente de riqueza del municipio, junto a la agricultura y la ganadería. En la actualidad, aún podemos observar a personas elaborando alpargatas de esparto o cáñamo en la entrada de su casa o en la calle mismo, cuando el tiempo lo permite.

Encuentra

Nombre
Tipos
Alojamientos rurales
Empresas de turismo activo
Eventos
Experiencias
Fiestas

Inspírate

image
El rico patrimonio en recetas de repostería de la provincia de Castellón es resultado del legado de las diferentes culturas que poblaron estas tierras durante siglos, y de los productos de proximidad de los que se abastecían: miel, almendras, avellanas, frutas, aceite, boniatos, calabazas, leche de cabra y oveja, etc. Ingredientes con los que elaborar figues albardaes, rollets, coca celestial, prims, buñuelos, coquetes, almendrados, mantecados, buñuelos, pastissets, cuajadas con miel, etc. Tantas recetas como pueblos tiene la provincia.
image
Hoy te traemos una pequeña muestra de lo variada que es la Comunitat Valenciana, en la que además de hermosas playas y pueblos de interior con encanto, los hay de muy variado tamaño.
image
Los senderos de Gran Recorrido son caminos pertenecientes a la red europea de senderos, señalizados de forma universal con marcas rojas y blancas, de una longitud superior a 50 kilómetros, que transcurren por todo tipo de sendas, veredas, cañadas, caminos y pistas. Rutas ancestrales recuperadas para el disfrute de los usuarios que las recorren.
image
La despoblación de algunos de los municipios del interior de la Comunitat Valenciana es algo que viene siendo habitual desde hace décadas: el clima, la carencia de infraestructuras, las dificultades de acceso, la falta de trabajo o la atención médica con servicios mínimos, hacen que muchos habitantes decidan marcharse a otros lugares. Por contra, la dureza de estas tierras para las gentes que las habitan, las hacen atractivas para quien va en busca de perderse en un remanso de paz y tranquilidad.

Publicaciones