Cala de la Foradada en Vinaròs: baño de desconexión entre acantilados