Playa de La Patacona: detén el tiempo entre la huerta y el mar