Utiel-Requena, tierra de embutido y buenos vinos