El Castillo de Sax es un viaje histórico en el tiempo

Arte y cultura

Conoce la historia de Sax a través de su castillo y contempla las magníficas vistas que te ofrece del Alto Vinalopó.

En la Comunitat Valenciana puedes viajar en el tiempo a través de cada uno de sus monumentos. Y si nos acercamos a Sax, un precioso destino lleno de vida y de historia, solo tendrás que asomarte a su castillo para conocer de primera mano el pasado de esta localidad. 

Sax es un pueblo del interior de Alicante que nace alrededor de su castillo. Esta imponente fortaleza formó parte de la línea defensiva que se estableció en el Alto Vinalopó en la época musulmana. Este castillo roquero se encuentra a 500 metros sobre el nivel del mar y desde ahí podrás contemplar unas maravillosas vistas. 

¿Quieres conocer un poco más sobre el Castillo de Sax? Solo tienes que recorrer el bastión para descubrir sus grandes tesoros. Si nos centramos en su arquitectura, la fortaleza presenta una planta alargada donde se diferencian dos áreas: al norte, destacamos una torre cuadrada de tapial y de una sola planta, perteneciente a la época almohade. Mientras que al suroeste encontramos la gran Torre del Homenaje, que fue construida en el siglo XIV y que cuenta con tres plantas cubiertas con bóvedas de medio cañón. 

Durante todos estos años el Castillo de Sax se ha ido reconstruyendo para tratar de mantener intacto este gran patrimonio histórico. En la última restauración se pudo restaurar parte de la puerta de acceso para que, cuando lo visites, consigas teletransportarte en el tiempo. Y en su interior, una de las cosas que más sorprende es una preciosa escalera de arcos ojivales. 

Amantes de la historia, curiosos y turistas, no dejéis escapar esta oportunidad para conocer parte de la historia de Sax a través de esta majestuosa obra. 

¿Te has quedado con ganas de más? Sax siempre sorprende. Recorre sus callejuelas, visita su centro histórico y descubre todos los monumentos que alberga este encantador destino del interior de Alicante. Déjate llevar y guarda un pequeño hueco para degustar su gran gastronomía. 

Historia, cultura, tradiciones… Qué más se puede pedir. ¡Descubre Sax y sorpréndete!