Los Charcos de Quesa, piscinas naturales para compartir experiencias

Naturaleza y sostenibilidad

El interior de la Comunitat Valenciana siempre sorprende, solo tienes que visitar los Charcos de Quesa para quedarte asombrado con sus piscinas naturales.

Hay lugares que merece la pena descubrir. Solo tienes que adentrarte en la Comunitat Valenciana, recorrerla de norte a sur y sorprenderte con paisajes de ensueño como los Charcos de Quesa. 

Este paraje natural es una auténtica maravilla de la naturaleza. Los Charcos de Quesa son un total de cuatro piscinas naturales de diferentes profundidades y tamaños. Cada una de ellas tiene su nombre: Charco de la Horteta, de las Fuentes, la Bañera y el Charco del Chorro. 

¡Y todo en un entorno mágico! Date un chapuzón, recorre sus senderos y disfruta de la paz en este maravilloso paraje. ¿Quieres saber cómo puedes llegar? Solo tienes que realizar una ruta lineal y fácil desde Quesa, en la que atravesarás el barranco del río y tendrás que seguir su curso. Así que no olvides llevarte unas buenas deportivas para hacer este sencillo recorrido. 

La Comunitat Valenciana cuenta con municipios con mucho encanto como Quesa, un rincón conocido, sobre todo, por estos parajes naturales. Este destino se encuentra en las estribaciones de la muela de Bicorp, por lo que en su alrededor podremos encontrar grandes parajes emblemáticos donde disfrutar de un día lleno de aventuras. Además, Quesa forma parte de la Red Natura 2000, encargada de garantizar la conservación de la biodiversidad de la zona. 

Senderismo, vías ferratas, escalada y un buen chapuzón en los Charcos de Quesa. ¿Qué más se puede pedir? Adéntrate en estos destinos tan mágicos y disfruta de la paz y de la tranquilidad de la naturaleza.