Culla y su magia medieval te invitan a disfrutar

Actividades y planes

Naturaleza salvaje, historia, cultura, gastronomía... Culla es, sin duda, un destino al que ir para perderse por sus calles y sus sendas. Es un lugar con mucha historia y uno de los pueblos más bonitos de España.

 

Culla es uno de los pueblos más bonitos de España. Este destino de la provincia de Castellón esconde, entre sus rincones, mucha historia y un gran patrimonio cultural y natural. Pasear por sus empedradas calles es encontrarse con su parte más medieval, con las ruinas del Castillo Árabe, el Granero del Comendador o la Iglesia Parroquial del Salvador. Sin embargo, en su ambiente, lo que más se respira es historia, leyendas y un legado cultural muy valioso. 

La Leyenda de los templarios está muy presente en Culla, donde podemos encontrar sus huellas tanto en su arquitectura como en su patrimonio. El Castillo de Culla, de origen árabe, es uno de los regalos que los templarios recibieron del rey Alfonso II en el año 1303. Hoy en día, esta fortaleza está en ruinas debido a la Primera Guerra Carlista y es necesario preguntar en el pueblo para que te orienten, ya que no es nada fácil llegar a ellas. Se sube a través de una rampa de piedras sueltas y, una vez allí, puedes observar que el Castillo tiene planta irregular y un recinto con torres barbacanas gemelas en la entrada. 

Como todo pueblo con historia, Culla no iba a ser menos y también tiene su leyenda popular sobre esta fortificación. Dicen que existe un túnel subterráneo que conecta el Castillo con la cueva situada a los pies de la montaña de donde brota una fuente. 

Si eres un amante de la naturaleza y quieres conocer las entrañas de la tierra, el Parque Minero del Maestrat es un lugar ideal para disfrutar de unas increíbles vistas del Alt Maestrat. En él podrás conocer cómo era la antigua industria minera subterránea y recorrer sus galerías para saber cómo vivían y trabajaban. 

Sin duda, es un destino con un un gran atractivo turístico gracias a su patrimonio cultural.