Jérica y su conjunto histórico te esperan en el Alto Palancia

Actividades y planes

Encanto, magia, historia y naturaleza. Adéntrate en Jérica y descubre el Alto Palancia a través de un encantador destino que te acoge desde el primer minuto. ¡Acompáñanos!

La Comunitat Valenciana es un territorio de contrastes. El intenso azul de su Mediterráneo o la atmósfera de sus playas se complementa a la perfección con paisajes del verde más puro de la naturaleza, ciudades llenas de vida y, por supuesto, pequeños pueblos del interior que desbordan encanto. Si nos adentramos en estos últimos, descubrimos lugares tan increíbles como Jérica. ¿Te apetece viajar con nosotros hasta allí?

En la comarca del Alto Palancia, este destino te atrapa con su leyenda, sus calles, sus paisajes, sus tradiciones y sus gentes. La historia ha sido la gran protagonista de Jérica y ha dejado su impronta en la arquitectura, las construcciones y la trama urbana de la población. El casco histórico artístico es una muestra de ello, motivo por el cual consiguió el reconocimiento de Bien de Interés Cultural en 2004.

Y es que perderse por las calles de este lugar es un plan imprescindible si lo visitas. Estrechas, tortuosas, empinadas, coloridas, cortas… una trama urbana poco alterada que nos transporta a las épocas de dominación árabe. El sello de autenticidad de Jérica. Cada paso será una sorpresa, sobre todo cuando te encuentres con su castillo, su ermita de San Roque o sus murallas.

No obstante, si hay un edificio que destaca en este municipio es la Torre de La Alcudia o de las Campanas. Declarada Monumento Nacional, esta emblemática localización es, además, la única torre de estilo mudéjar que hay en la Comunitat Valenciana. Ubicada en el monte que rodea la población, merece la pena visitarla, contemplar su arquitectura y sentir Jérica a tus pies.

Más allá del gran valor patrimonial de este pueblo tan pintoresco, tampoco podemos olvidar su increíble valor paisajístico. Tu viaje a Jérica también puede convertirse en una gran aventura. Para ello, te animamos a seguir el cauce del río Palancia y llegar hasta la Vuelta de la Hoz, un bello espacio natural de la comarca. Se trata de un camino de, aproximadamente, un kilómetro que discurre entre la Peña Tajada y la ladera de la Cueva de los Herreros. Prepárate para vivir un momento agradable mientras sientes la paz y la tranquilidad de la naturaleza.

También lo puedes hacer en otro de los parajes imprescindibles de Jérica, el Pantano del Regajo. Desconexión, piragüismo, senderismo, ciclismo, pesca… tú decides cómo quieres disfrutar de este espacio ideal para hacer una pausa en tu rutina.

Continúa tu viaje hasta convertirlo en una experiencia inolvidable. Adéntrate en Jérica y déjate conquistar por una de las joyas que esconde el interior de la Comunitat Valenciana.