Un templo para la gastronomía: el Mercado Central de València

Gastronomía

Os invitamos a adentraros en la catedral de los sentidos: el Mercado Central de València, un encantador lugar en el que descubrir los sabores del Mediterráneo y contemplar el modernismo valenciano.

 

Pasear por la calle María Cristina, desde el Ayuntamiento, nos hace intuir que València es una ciudad llena de belleza, riqueza cultural y encanto. Un encanto que se mantiene a lo largo de los años y que nos hace partícipes de una historia tan lejana como presente en nuestro día a día. 

Al llegar a la plaza del Mercado, descubrimos dos de los tesoros mejor guardados de la ciudad. A nuestra derecha, la Lonja de los mercaderes, de finales del siglo XV y principios del XVI, y, a nuestra izquierda, el Mercado Central de la ciudad, un emblema de la historia de la Comunitat Valenciana y un templo de la gastronomía valenciana, de su huerta y de su mar.

Han pasado ya más de 100 años desde su construcción, que se alargó durante más de una década, pero el Mercado Central de València mantiene intacta tu esencia familiar, su trato cercano y su aroma mediterráneo. 

Conocido por muchos como “la catedral de los sentidos”, el Mercado Central cuenta con casi 300 puestos de venta y está considerado el mayor centro europeo de venta de productos frescos de alimentación. Además, dentro del mismo mercado podemos encontrar tiendas gourmets, productos internacionales o puestos especializados en vinos, cervezas y conservas.

Junto a la iglesia de los Santos Juanes, el Mercado Central cuenta con varias cúpulas de hierro, cristal y cerámica, de hasta 30 metros de altura. Las veletas que las coronan, con forma de cotorra y de pez, coronan uno de los edificios modernistas más representativos de la Comunitat Valenciana.

¡Bienvenidos al Mercado Central de València!