La Ruta de los Acantilados te lleva a disfrutar del Mediterráneo

Actividades y planes

¿Quieres disfrutar del Mediterráneo de una forma completamente diferente? Descubre las calas y las cuevas más bonitas de Benitachell a través de una increíble ruta. ¿Te lo vas a perder?

 

Hay rincones de la Comunitat Valenciana que sorprenden, sobre todo cuando podemos disfrutar del Mediterráneo en todo su esplendor. Benitachell es un precioso destino de la Costa Blanca que esconde algunas de esas calas que nos recuerdan a las postales más idílicas. 

¿Nos adentramos en la Ruta de los Acantilados? Si te gusta el senderismo y quieres sentir la brisa del mar en tu piel o quieres descubrir alguno de los lugares más bonitos de la costa alicantina, ¡esta es tu aventura!

La Ruta de los Acantilados empieza en la cala Moraig y pasa por algunos puntos de interés histórico, cultural y geológico, como la Falla del riu Blanc o de Moraig, la Cova Domingo l’Albiar, la cova Pepet del Morret o la cova del Morro del Bou. 

Durante los casi nueve kilómetros de ida y vuelta podrás disfrutar de unas increíbles vistas del Mediterráneo y sorprenderte con sus fantásticos acantilados. En esta ruta encontrarás algunas de las calas más salvajes y bonitas de la zona.  Además, podrás aprovechar y darte un buen chapuzón en este pequeño paraíso. 

Sin duda, en Benitachell encontrarás algunos de los parajes naturales más sorprendentes, como la Cala dels Testos. Una pequeña cala virgen, de grava, que se caracteriza por ubicarse entre las paredes verticales de los acantilados y por el imponente Morro Falquí. Los más aventureros, tanto en esta cala como en la Cala Llebeig, solo podrán acceder a través del mar o de una senda. Arriésgate y disfruta del camino. ¡Las vistas y el entorno merecen mucho la pena!

Este maravilloso destino siempre nos sorprende, solo tienes que acercarte hasta él y disfrutar de las grandes sorpresas naturales que se esconden.