La Tinença de Benifassà, una maravilla natural para perderse

Naturaleza y sostenibilidad

¿Imaginas sentir la naturaleza bajo tus pies? ¿Respirar aire puro? Solo tienes que adentrarte en la Tinença de Benifassà y sorprenderte con su belleza.

 

El interior de Castellón tiene algo que enamora a cada uno de los visitantes que elige este destino. Bel, El Ballestar, Boixar, Castell de Cabres, Coratxà, Fredes y La Pobla de Benifassà son lugares mágicos donde podrás sentir la naturaleza en estado puro, disfrutar de sus tradiciones y degustar los mejores platos típicos de la zona. En definitiva, un paraíso entre montañas. 

¿Quieres respirar aire puro y desconectar completamente? El Parque Natural de la Tinença de Benifassà se extiende entre las comarcas castellonenses de Els Ports y El Baix Maestrat, un conjunto montañoso de alto valor ecológico donde vas a poder recorrer y vivir una experiencia para conectar con la naturaleza. 

Entre sus bosques de pino negro y rojo, tilos y hayas vive una gran variedad de fauna, como la cabra montesa, jabalíes, buitres, águilas perdiceras o águila calzada. ¿Imaginas tener todo esto a tu alcance? Recorre, a través de sus rutas senderistas este maravilloso paisaje, contempla en silencio, conecta con el entorno y descubre toda la flora y fauna de la Tinença de Benifassà.

Se podría decir que es uno de los paisajes más bellos de la Comunitat Valenciana y, para saberlo, solo tienes que adentrarte y dejarte llevar. En este lugar de ensueño se puede disfrutar de formas diferentes y puedes llegar a sitios como el Pantano de Ulldecona, que limita con Catalunya. Además, también podrás disfrutar de un buen baño o de actividades como kayak, paseos con piragua o en canoa. 

Si eres de los que quiere sentir la aventura en sus propias carnes, en medio del paraje de la Tinença de Benifassà se puede pasar un fantástico día al aire libre mientras observas preciosos atardeceres. 

Actividades como la caza, la pesca o la recolección de setas y hongos están permitidas dentro de los parámetros legales que se establecen. Este paraíso natural está lleno de opciones para que lo disfrutes con la familia y con amigos. Senderismo, rutas guiadas, birdwatching… Infinidad de actividades que harán que te enamores un poco más de los paisajes del interior de Castellón. 

Y después de rutas infinitas, paseos agradables y descubrimientos mágicos… el apetito llama a nuestras puertas. En medio de tanta naturaleza, lo mejor es visitar los pequeños pueblos del interior y descubrir su gastronomía. Recetas tradicionales, estofados y guisados de jabalí, cordero, setas caramelizadas y platos hechos con trufas naturales. ¿Qué más puedes pedir? 

Descubre todo este paraíso y siente su naturaleza con los cinco sentidos.