Villajoyosa: visita guiada por un destino lleno de color

Actividades y planes

Si hablamos de un poblado marinero, lleno de colores, que brilla con luz propia y capaz de convertir el cacao en un gran tesoro, ¿sabrías decirnos dónde estamos?

 

Villajoyosa es uno de esos destinos que se puede disfrutar con los cinco sentidos. En especial, llama su atención por su calidez y su encantador casco antiguo. ¿Te apetece conocerlo? Vive esta experiencia junto a un guía local y te enamorarás todavía más de este pedacito del Mediterráneo. 

Para empezar esta visita guiada por Villajoyosa, lo mejor es conocer un poco más sobre su historia y su cultura. Villajoyosa es la capital de la Marina Baixa y es uno de los destinos más dulces y golosos. ¿Queréis saber por qué?

Uno de los lugares por los que puedes empezar esta visita es su casco antiguo. Tiene un carácter marinero muy especial y hay algunos monumentos que no puedes perderte, como la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción o la Antigua Ermita de San Antonio. Además, está considerado conjunto histórico artístico. Así que si haces esta ruta con un experto, podrás conocer todos los secretos que envuelven a su centro histórico. 

Si nos acercamos un poco más al mar, podremos comprobar cómo este precioso destino brilla con luz propia. Y qué decir de sus casas llenas de color: ¡se han convertido en todo un símbolo de la ciudad! Acercarte a su puerto pesquero te permitirá ver con tus propios ojos cómo muchos marineros vienen de faenar con sus embarcaciones. 

Este destino mediterráneo también se caracteriza por tener unas playas y calas paradisíacas, La Caleta o el Racó del Conill son un claro ejemplo. Y después de todo un día recorriendo de arriba a abajo Villajoyosa, es momento de descubrir porque este destino es tan dulce. ¡No puedes irte sin probar su chocolate! Aquí se preparan unas las mejores tabletas de cacao. ¿Caerás en la tentación? Disfruta de la Comunitat Valenciana con todos los sentidos.