Galería Multimedia

Más información

El Museo está situado en un emblemático edificio de finales del s. XIX, con fachada de mampostería, ubicado en un entorno acogedor del casco antiguo; queda dividido en dos espacios: una sala alberga la colección permanente del Museo, formada por enseres, herramientas y objetos de toda índole, aportados por los propios vecinos, que se han seleccionados y agrupado por su utilidad en los quehaceres del hogar y en el campo. La presencia de elementos utilizados en la apicultura tiene una especial importancia al tratarse de un sector económico de fuerte arraigo a partir del siglo XVI, siendo Ador uno del productores de miel más importantes de la comarca en el siglo XX. La otra sala está destinada a exposiciones temporales.