Palacio de los condes de Buñol

Main image

Galería Multimedia

El Palacio de los Condes de Buñol en Chella, edificio emblemático del siglo XVIII, desarrolla una labor social y educativa a cuyo cargo se encuentran cinco religiosas que mantienen el Colegio Obrero del Sagrado Corazón desde 1969.
El nombre del Palacio de los Condes de Buñol, le viene de una de las antiguas propietarias. Este inmueble se considera como uno de los ejes del crecimiento de Chella a partir del siglo XVIII, cuando a raíz del descubrimiento de la fuente del Abrullador, el municipio experimentó un rápido crecimiento.

Los agricultores que se enriquecieron gracias al desarrollo del regadío por lo que se construyeron grandes casonas en la calle Nueva. Una de ellas es el actual Palacio de los Condes de Buñol. La actuación consistió en el refuerzo de los forjados median la formación de losas aligeradas de hormigón armado sobre los de madera originales. También se repasó la cubierta formada con teja árabe y se demolieron los falsos techos por el peligro que entrañaban. Se restauraron y repusieron las puertas y ventanas, así como los servicios apropiados y la pintura exterior e interior. La fontanería y electricidad también se adaptaron a las condiciones de seguridad e higiénicas requeridas por las actuales normativas.

El edificio y la labor que desarrolla la orden de las Obreras del Sagrado Corazón de Jesús forma parte de la historia del municipio y es muy valorado por sus vecinos. El centro cumple una función social de asistencia a las personas necesitadas y vela por que la voluntad de su propietaria sea respetada bajo la tutela de la Fundación y como centro concertado para atender al alumnado infantil.