Castillo de Enesa

Main image

Galería Multimedia

El castillo de los distintos nombres es un lugar relevante en la historia de València. Viaja en el tiempo y conoce los detalles.

El Puig de Santa Maria es un destino relevante, ya que fue el lugar donde Jaime I asentó sus tropas a la espera del momento definitivo para asaltar València. Rodeado del paisaje de huertas de esta localidad y en la parte superior de un cerro se encuentra el Castillo de Enesa, un enclave privilegiado para conseguir la conquista de la València islámica.

Si algo caracteriza el Castillo de Enesa es ser conocido por varios nombres: Castillo de Jaime I, del Puig, de Yubayla y de Cebolla. La edificación está repleta de historia. Si viajamos hasta sus orígenes, la fortaleza fue construido por los árabes. Poco más tarde, El Cid tomaría el lugar para reconstruirlo, amurallarlo y dar vida a una ciudad a su alrededor, la que hoy conocemos como el Puig de Santa Maria.

El castillo fue construido con madera y piedra. Tras el paso de El Cid, Jaime I y otros reyes, quedó destruido, aunque permanece su legado. En la visita a este lugar podemos observar los lienzos de murallas y restos de torres y construcciones auxiliares. Como parte de su función defensiva, contaba con un foso para librarse de invasiores y ladrones. En 2002 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Un lugar marcado por la historia que dejó huella. ¿Te vienes a conocerlo?

Más información

Horario

Visita libre gratuita