Abrigo de Voro

Main image

Galería Multimedia

¿Quieres viajar en el tiempo? Descubre todas las pinturas rupestres que se esconden en el Abrigo de Voro de Quesa.

Una forma de viajar en el tiempo es visitando el Macizo del Caroig. En la cuenca del río Escalona es donde se encuentra la mayoría de los conjuntos de arte rupestre. Uno de los lugares que tienes que visitar es el Abrigo de Voro, donde se conservan medio centenar de pinturas levantinas.

Estas muestras de arte rupestre están perfectamente ejecutadas y en un aceptable estado de conservación. ¿Qué es lo que podemos ver en esas pinturas? Principalmente, arqueros en distintas posiciones, mujeres, cabras y ciervos. Todas estas se distribuyen en el techo y las paredes y, en conjunto, muchas de ellas forman escenas diferentes que nos pueden dar pistas de cómo era su vida.

Entre todas estas representaciones, hay cuatro figuras que llaman especialmente la atención. Se trata de unos arqueros que están pintados con todos los detalles, flechas, armas y diferentes tipos de tocados. Con el paso del tiempo, se han podido estudiar estas figuras y, por su alineamiento y actitud, han sido interpretadas como una danza ritual.

Para conocer este pequeño tesoro del arte rupestre en Valencia, que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, solo tienes que reservar tu cita y visitarlo junto a guías expertos que te darán toda la información que necesitas.

Más información

Otra información

Necesaria reserva previa de visita guiada contactando con Tourist Info Quesa / Oficina de Turismo