Torre del Reloj

Main image

Galería Multimedia

Su historia se remonta a 1887 cuando se acuerda pedir un proyecto para una torre. En 1889 se compra en Madrid un reloj nuevo, por 11.000 ptas. (el actual), que se compondría de maquinaria, tres campanas (una clásica grande, y dos más pequeñas semiesféricas), cuatro esferas, las pesas para la cuerda y un campanil forjado para su sostén.
El reloj es manual y se le da cuerda con una manivela haciendo subir pesas de 500, 200 y 100 kilos: la grande es para las horas, la mediana para los cuartos, y la menor es la encargada de mantener el reloj en marcha.