Castell Vell y Ermita de la Magdalena

Main image

Galería Multimedia

En lo alto del cerro de la Magdalena, podrás disfrutar de unas espectaculares vistas de la Plana desde el Castell Vell y la Ermita de la Magdalena.

Castelló de la Plana esconde muchos tesoros y, si miramos a lo alto del cerro de la Magdalena, podremos encontrar la imagen blanca de la Ermita de la Magdalena rodeada de los restos del antiguo Castillo, conocido como el Castell Vell.

¿Quieres conocer un poco más sobre su historia? El Castell Vell es una fortaleza de origen islámico del siglo X. Sobre la cima del cerro de la Magdalena podemos observar unas espectaculares vistas de la Plana, rodeada de los restos de las murallas. Este castillo tiene una forma irregular, escalonada y se adapta al terreno. Las visitas al Castell Vell son libres y, gracias a la restauración del castillo y al centro de interpretación, se han puesto en gran valor las ruinas y es una forma de pasar de generación en generación todo el legado histórico de Castelló de la Plana.

Y en este cerro de la Magdalena también encontramos una ermita que recibe el mismo nombre, la Ermita de la Magdalena. Tiene una peculiaridad: está excavada en la roca. El primer templo data del siglo XV y cuenta con dos naves irregulares, la hospedería y un torreón de planta circular que hace de campanario. Amantes de la arquitectura, aquí podréis disfrutar de grandes maravillas, como su pórtico de entrada o las pinturas murales que se encuentran en su interior.

Actualmente, a la Ermita de la Magalena llegan los castellonenses en la Romería de Les Canyes el tercer domingo de Cuaresma.

Tanto el Castell Vell como la ermita de la Magdalena están catalogados como Bien de Interés Cultural. Además, se puede acceder de forma libre al espacio, pero es necesario concertar visita previa para acceder a su interior.

Más información

Horario

La visita al castell es exterior. Para la ermita, concertar visita.