Castillo de Peñíscola

Main image

Galería Multimedia

Visita un castillo que, desafiando a los siglos, se ha convertido en un auténtico símbolo sobre el mar Mediterráneo. Descubre todos los secretos del Castillo de Peñíscola.

El Castillo de Peñíscola o el Castillo del Papa Luna es una fortaleza templaria que terminó de construirse en 1307. Se sitúa sobre el mar Mediterráneo en pequeña península cuyo istmo en la antigüedad desaparecía con las tormentas y que hoy en día es el lugar sobre el que se asienta Peñíscola, una pequeña localidad con sabor mediterráneo y una gran cantidad de planes y vivencias que ofrecer.

Su estilo es gótico y muy austero, y en el interior de su recinto amurallado, al que puedes acceder por tres puertas distintas, la de Sant Pere, el Portal Fosc y la de Santa María, podrás descubrir dónde vivían estos monjes-guerreros que llegaron a ser verdaderos ostentadores de poder económico y político y una gran potencia militar.

En la entrada se encuentran el zaguán, las caballerizas y el cuerpo de guardia, además de las mazmorras y el aljibe. En la siguiente altura, el patio de armas es el punto de acceso a las dependencias pontificias, puesto que este castillo fue residencia papal, concretamente del Benedicto XIII, que fue el nombre que tomó Pedro de Luna. Este pontífice representaba una escisión de la iglesia católica, lo que le valío la excomunión y el destierro a su fortaleza, donde nos ha dejado muchas leyendas que disfrutar.

Alrededor del Castillo de Peñíscola podrás disfrutar de los jardines de artillería, y desde allí visitar las estrechas y típicas calles de la localidad, que suelen estar llenas de vida, comercios y rincones que fotografiar. El Castillo del Papa Luna es una visita obligada en Castellón, ¡ven a descubrirlo!

Más información

Horario

Del 16 de octubre al domingo de Ramos: de 10.30 a 17.30 h.
Del domingo de Ramos al 15 de octubre: de 9.30 a 21.30 h.
Cerrado: 1 y 6 de enero, 9 de septiembre, 9 de octubre y 25 de diciembre.