Playa Salvaje

Main image

Galería Multimedia

En Chella el barranco del Abrullador alimenta de agua fresca y clara una playa muy especial en la Canal de Navarrés. ¿Iniciamos nuestra ruta a la Playa Salvaje?

Entre adelfas y juncos, la Playa Salvaje de Chella aprovecha el remanso creado por un azud, que se convierte en un rincón plácido, fresco, verde y lleno de vida. Se trata de un enclave de fácil acceso paseando desde Chella o que puede convertirse en el punto más relevante de una ruta de senderismo.

Si te estás preguntándo qué hacer en Chella, esta puede ser una opción al aire libre llena de encanto que combina a la perfección con una visita a su entorno natural, modelado por el río Sellent, que la convierte en una localidad de tierras fértiles. Destacan puntos de interés como el Mirador del Salto de Chella o cualquiera de las numerosas fuentes con que cuenta, como la del Abrullador, la de los Chopos, la del Zarzalet, y algunos nacimientos de aguas de las Clochicas y el Abogao.

En Chella podrás pasear por su típica Zona Morisca, donde el trazado de la antigua ciudad aún es visible. Una visita a los restos de su castillo musulmán, ubicado en la parte alta, estará incluido en el recorrido, que debe pasar necesariamente por su casa señorial o Palacio de los Condes de Buñol.

La próxima vez que te preguntes qué playas están más cerca de Chella recuerda esta zona de baño de aguas de interior y todo el conjunto patrimonial, cultural y natural que ofrece Chella, en Valencia. Y completa tu visita a esta bonita localidad con una experiencia gastronómica, saboreando su casolica de pencas, el puchero y el gazpacho de tortas o algunos arroces al horno o caldosos que te enamorarán. ¡Anota esta playa salvaje y conviértela en tu próximo destino!


Más información

TIPOS

Parajes