El Castillo de Santa Ana

Main image

Galería Multimedia

Oliva es una ciudad con historia, cultura y buena gastronomía. Descubre todos sus encantos y recorre cada una de sus calles.

Descubrir Oliva es enamorarte de sus calles, su cultura, sus tradiciones, su arquitectura… En esta localidad valenciana podemos encontrar el Castillo de Santa Ana en lo alto de la colina.

Una fortaleza islámica del siglo XII que servía para reforzar la vigilancia de las costas ante los ataques de los piratas berberiscos. Aunque solo queden en pie un par de muros, puede verse la planta original de la construcción y los torreones. En 2002 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Oliva tiene mucha historia entre sus calles. Darse un paseo por esta localidad es un tesoro, donde descubrirás sus calles laberínticas, la pintoresca calle de la Hoz o el Tosalet del Doiz, un mirador donde disfrutar de unas vistas panorámicas.

Oliva ofrece una gran variedad de actividades deportivas para realizar con toda la familia, unas playas espectaculares donde disfrutar del sol y del Mediterráneo.

Y qué decir de su gastronomía: variada, sana y tradicional. En sus recetas abundan los productos de calidad y de la zona. La estrella de sus platos es el arroz, elaborado de diferentes maneras donde el sabor es la clave. Y si quieres disfrutar de platos autóctonos, no puedes irte de Oliva sin probar les Coques a la Calfó o los Figatells.

Sumérgete en esta ciudad llena de patrimonio y déjate sorprender.